La tormenta invernal histórica tiene todavía a 2.5 millones sin luz en México, un millón en Texas


La CFE dijo que las mayores afectaciones están en el noroeste del país, hacia el estado de Chihuahua, debido a que del lado de Texas el suministro de gas se interrumpió por el congelamiento de los ductos.

El Consejo de Fiabilidad Eléctrica de Texas (ERCOT), advirtió que las  interrupciones pueden durar todo el día de hoy y hasta al menos el martes por la mañana y no existe un período para la duración de los apagones de electricidad y tampoco para que los generadores reinicien.

Cientos de miles en el norte de México y Texas se quedan sin luz por las tormentas invernales

Ciudad de México, 15 de febrero (SinEmbargo).- La tormenta invernal que azota el norte de México y el estado de Texas, Estados Unidos, impactó el suministro de gas para la operación de las plantas de energía que proveen luz eléctrica en la zona. Sólo en México, la Comisión Federal de Electricidad (CFE) informó que aún dos millones y medio de personas siguen afectadas por la interrupción del suministro.

En Sonora, Sinaloa y Chihuahua está la mayor afectación por el apagón. Al momento la CFE logró el restablecimiento del 55 por ciento de las fallas en las salidas de gas entre ambos países, pero aún queda pendiente la conexión con el estado de Chihuahua, “que es el punto en que se está trabajando ahorita”, pues los ductos se congelaron por las bajas temperaturas.

En el territorio que la tormenta afectó la CFE tiene 7.2 millones de clientes, de este total 4.7 millones vio afectado el  suministro este lunes. En Coahuila la energía ya se restableció en 68 por ciento; en Durango, el 100; en Nuevo León, 75; en Tamaulipas, 39 y Zacatecas al 100 por ciento. Sin embargo, el 45 por ciento en donde no ha regresado el servicio significa que 2.5 millones de clientes de CFE permanecen sin luz eléctrica.

 “Está pendiente de restablecer el servicio a dos millones y medio de clientes. Con la entrada de las nuevas máquinas continuará tomando carga, inmediatamente, el sistema”, explicó Miguel Reyes, director general de CFE Energía y CFE Internacional. “La situación no está fuera de las manos de la CFE” y “si hay capacidad para alimentar al país”, continuó el funcionario, en conferencia de prensa.

Un grupo de directivos de la CFE llamó a una conferencia en la que explicó el estado del sistema eléctrico nacional, en el que informaron que en Texas, EU, hay un nivel 3 de emergencia, lo que implica que aquél país ya busca el traslado de gas desde otros estados para poder preservar el suministro en la región, que espera aún dos días más de tormentas.

Las mayores afectaciones están en el noroeste del país, hacia el estado de Chihuahua, debido a que del lado de Texas el suministro de gas se interrumpió por el congelamiento de los ductos. Con la llegada de temperaturas extremas en EU se desencadenó el suministro de gas natural de aquél país a México, debido a que en cuatro días el uso del energético aumentó casi un 20 por ciento.

La CFE de Bartlett echa chispas y puede tronar. Un transformador bajo la lluvia. Lo dicen sus datos

“La caída en las temperaturas se tuvo una reducción por la energía renovable, particularmente en el estado de Texas”, dijo Reyes. “Hubo una caída del 30 por ciento de disposición” de energías limpias, como en el caso de la producción eólica, que encontró el congelamiento de las hélices de los ventiladores.

Carlos Morales Mar, director corporativo ​de Administración de CFE, explicó que al momento sólo está fuera de servicio un enlace entre el área norte y noreste. Sin embargo, ya entraron en servicio todas las centrales de carbón y las hidroeléctricas.

Miguel Reyes aseguró que las tormentas invernales también afectaron la producción de las empresas privadas del sector en las localidades de Manzanillo, Mazatlán y Hermosillo, en los estados de Sinaloa y Sonora, como las plantas de Iberdrola y Fisterra. Además aseguró que la CFE busca la inyección de gas natural licuado en los puertos de Altamira y Manzanillo en las centrales duales que buscan consumir todos los tipos de combustible posibles.

Las fuertes tormentas invernales que desencadenaron nevadas en el norte de México y en los estados del sur de Estados Unidos dejaron afectaciones energéticas. Foto: Cuartoscuro.

Morales Mar aseguró que desde el 12 de febrero, “ante lo que eran los pronósticos meteorológicos de las ondas gélidas severas en todo el noreste de Estados Unidos, también la parte correspondiente del país se vio afectada”. “Cuando se vienen estos efectos se nota más este desbalance de cómo despachamos la energía entre la generación de la CFE y la generación de los otros”, dijo el funcionario.

El  Centro Nacional de Control de Energía (Cenace) informó, después del mediodía, que el frente frío número 35 dejó fuera de disponibilidad el suministro de gas natural, lo que provocó que en el norte y noreste del país las centrales eléctricas de generación se detuvieran y se perdieran así algunos elementos de la Red Nacional de Transmisión.

El 13 de febrero el Cenace declaró la alerta en el Sistema Interconectado Nacional (SIN) tras haber sido notificado por las Empresas Productivas Subsidiarias de Generación de la CFE. Además, informó a la Comisión Reguladora de Energía (CRE) sobre las condiciones de riesgo existentes y tomó las acciones de confiabilidad y seguridad para mitigar posibles riesgos.

“Se reforzaron las previsiones de reserva de generación con combustibles alternos, así como las medidas de supervisión y control de las variables del Sistema Eléctrico Nacional, la permanente verificación de la disponibilidad de Generación y sus reservas necesarias”, aseguró.

Las bajas temperaturas desencadenaron la inutilización de la mitad de las generadoras de gas en EU, dijo Reyes, representante de CFE en conferencia de prensa. El Cenace explicó que la noche del 14 de febrero y la madrugada del 15 se desconectaron centrales eléctricas generadoras del norte y noreste del país por las fallas en infraestructura de generación debido al congelamiento.

A las 06:19 horas de este lunes “se afectaron 420 MW de carga por la operación de esquemas de protección del sistema, restableciéndose el 100 por ciento a las 06:21 horas por la salida de una línea de transmisión y el alto flujo de energía eléctrica del sur al norte”. A las 07:48 horas se determinó el estado operativo de emergencia en el SIN por la indisponibilidad y falta de suministro de gas natural.

“Estos eventos causaron un desbalance entre la carga y la generación en el norte y noreste del país provocando una afectación de 6,524 MW de carga. El proceso de restablecimiento de carga se inició a las 07:51 horas, destacó.

A las 12:00 horas, el Cenace reportó la recuperación del 58 por ciento de la carga afectada en el norte del país y el proceso continúa, sin embargo, las condiciones climatológicas afectaron equipos eléctricos y esto demoró el restablecimiento.Más de un millón de ciudadanos en Texas enfrentaron el corte de luz, de acuerdo con The Dallas Morning News. El sistema eléctrico de Texas enfrenta una situación de escasez de energía sin precedentes debido al clima invernal extremo que afecta toda la región. Las necesidades de consumo de electricidad de la ciudadanía superó la capacidad de generación.

La gran apuesta de la CFE son las hidroeléctricas. Suena bien. Pero contaminan. Y no tenemos tantas

El Consejo de Fiabilidad Eléctrica de Texas (ERCOT), advirtió el fin de semana que el uso de la electricidad podría saturar la red eléctrica del estado y desencadenar cortes de energía rotativos. Además explicó que podría estar operando bajo emergencia al menos hasta la mañana del martes.

Dan Woodfin, director de ERCOT, aseguró que la red eléctrica del estado alcanzó demandas invernales sin precedentes y esto provocó los cortes.

ERCOT emitió una alerta de emergencia energética nivel 3, pues la demanda excedió la oferta. Además inició cortes rotativos que iniciaron a la 1:25 de este lunes. Las interrupciones pueden durar todo el día de hoy y hasta al menos el martes por la mañana. No existe un período para la duración de los apagones de electricidad y tampoco para que los generadores reinicien.

La última vez que ERCOT debió iniciar interrupciones rotativas en todo el sistema fue el 2 de febrero de 2011, cuando una tormenta de nieve azotó el norte de Texas antes de que el “Cowboys Stadium” fuera la sede del Super Bowl XLV

Print Friendly, PDF & Email
Previous Estados Unidos supera los 485 mil fallecidos por COVID-19
Next IEEC aprueba convocatoria para adquirir los servicios para el PREP

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *