¿Desaparecerán los cargadores en todos los smartphones?


El cargador y los audífonos habían sido parte central del unboxing de un nuevo smartphone, hasta ahora.

Apple fue la primera marca en anunciar que a partir del iPhone 12, estos pequeños cubitos blancos ya no vendrían incluidos en las cajas de los equipos nuevos; los memes no tardaron en inundar las redes sociales, con comentarios burlones y enojados. Sin embargo, meses después, Xiaomi y Samsung también se unieron a la desaparición del cargador en sus gamas premium.

Si bien por parte de los fabricantes el argumento para eliminar estos accesorios es por un tema ecológico y de sustentabilidad, analistas apuntan la razón más bien a un tema de reducción de costos y al empuje de otras líneas de negocio como la venta de accesorios por separado.

“Definitivamente tiene que ver con un tema financiero y de costos. La tecnología sí ha tenido un alza de precios por temas de logística, de componentes, de escasez y es probable que las empresas estén viendo acá una solución al tema de los costos”, advierte Lorena Arenas, analista de dispositivos móviles para IDC México.

A partir del inicio de la pandemia de COVID-19, la industria tecnológica se vio impactada por el cierre de algunas fábricas, sobre todo en China, lo que afectó la coordinación de las cadenas de suministro, producción de componentes y encareció los procesos logísticos, por lo que se estima que quitar estos accesorios, puede ayudarles a tener un mejor control de precios en el producto final.

Aunque el costo de un cargador de pared es apenas de alrededor de 3 dólares o 5 dólares en el caso de los pads inalámbricos, de acuerdo con datos de Counterpoint Research, al verlo por volúmen total de ventas, el ahorro es millonario.

“El costo que implica el cargador está en la logística y en el empaque”, dice Tina Lu, analista senior del mercado de smartphones, de Counterpoint Research en entrevista con Unocero.

“Por otro lado, lo que puede más bien hacer este cambio es incentivar el mercado de la venta de accesorios; sí reduce el costo del paquete, aunque sean dos dólares, pero la realidad es que al verlo en volúmen sí son varios millones”, agregó. En el reporte más reciente de Apple, que ya contempla ventas de iPhone sin cargador, la marca registró ventas récord del gadget. La firma de la manzana reportó ventas por 65,000 millones de dólares por parte de sus smartphones, que aportaron en total 59% de las ventas de toda la empresa, en el último trimestre de 2020.

Una de las preguntas que surge a raíz de la desaparición de este componente en algunos smartphones es si ésta se convertirá o no en una tendencia generalizada para todas las gamas de equipos.

En el caso de Samsung, uno de los mayores fabricantes de smartphones al día de hoy y con presencia en todo el abanico de precios, Pablo Tapia, director de marketing de la empresa, advierte que- por ahora- quitar el cargador no es algo que vayan a replicar hacia los equipos con menores costos.

“No diría que es una tendencia para todos los productos o para toda la industria, pero lo que vemos es que hay ciertos segmentos de mercado que favorecen esta posibilidad”, dice en entrevista.

Tapia mencionó que una de las ofertas que hace la marca, en el caso de cargadores, es a través de su app de fidelidad Samsung Members, en la que existen dinámicas como descuentos o cargadores gratis.

“Te da cosas desde asesorías remotas o asistencia remota y ahí constantemente en Members tenemos una sección de beneficios como cargadores gratis en diferentes dinámicas. Tenemos muchas gamas de producto desde la familia A hasta la familia Z que va por arriba de los 55,000 pesos y en todos queremos brindar las mejores alternativas”, comenta.

En esta misma interrogante, Lu de Counterpoint Research, apunta que por ahora, sólo las gamas más altas tendrán este cambio, pues en las de entrada es aún algo esencial dado que para la mayoría de los usuarios estos son sus primeros equipos.

“En la baja no se pueden dar el lujo de no incluirlo por lo menos, por los próximos 2 ó 3 años, aunque el fabricante va a seguir empujando”, dice Lu.

La última razón detrás del adiós del cargador, para los analistas, está en la posibilidad de que este cambio pueda impulsar la adopción y venta de los cargadores inalámbricos, como lo que pasó cuando se fue quitando la entrada del jack 3.5 para audífonos y las ventas de los auriculares true wireless se elevaron.

“Hemos visto que muchos de nuestros usuarios, usan cada vez más la carga inalámbrica, más de 25% o 30% ya la usan como su principal fuente de recarga para el móvil.

Cuando ya tienes varios cargadores inalámbricos, ya es un ecosistema. La gente ya tiene más pads de carga: a la entrada de casa, en la recámara, pero sirve para hacer pagos sin contacto además de la carga y esta es una oportunidad que vemos en las familias premium”, comenta el directivo de Samsung.

Arenas de IDC estima que al final, la adopción de estos movimientos como una tendencia, tendrá que ver con la última palabra del consumidor, aunque si gana tracción tal vez sí pueda impulsar estos ambientes sin cables en el futuro.

“Va a ser una adopción un tanto obligada y en la medida en que el consumidor vea una ventaja en tener un inalámbrico en lugar de uno con cable esta adopción se hará”, concluyó.

Print Friendly, PDF & Email
Previous Francia cierra sus fronteras a países ajenos a UE ante crisis por Covid-19
Next Google Play permitirá juegos de casino a partir de marzo

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *