El COVID-19 dispara aplicaciones falsas y ataques de phishing


Para muchos, mudarse a un esquema de home office 100% significó más comodidad e incluso la posibilidad de trabajar en pijama sin dejar de ser productivos, pero en términos de capacitación, la mayoría de los trabajadores que migraron a este esquema, de un día a otro a causa del COVID-19, lo hicieron sin conocimientos de cómo mantener sus conexiones de trabajo y datos seguros.

Datos de la firma de ciberseguridad, Kaspersky, muestran que de una encuesta relacionada a las condiciones de quienes migraron al trabajo remoto, 73% aceptó no haber recibido capacitación para hacerlo de la mejor manera, lo que se ha traducido en un mayor número de personas que han caído en fraudes online, robo de datos con apps falsas o phishing.

Según datos de la firma de seguridad, de los encuestados que hoy ya trabajan de forma remota, 27% dijo haber recibido correos de phishing relacionados a COVID-19, los cuales en su mayoría usan de gancho información sobre las vacunas o de supuestas fuentes oficiales y autoridades de salud.

En este tipo de correos, se detectaron también 51 millones de archivos maliciosos adjuntos, esto durante el último trimestre de 2020.

“Las vacunas del COVID son un tema muy recurrente también, la gente está desesperada, y eso da pie a que salgan scams sobre obtención de la vacuna o a un equis costo y un tema muy preocupante es que los cibercriminales aprovechan las pocas protecciones en las computadoras propias para entrar en la empresa”, dijo Roberto Martínez, investigador senior del Equipo Global de Investigación y Análisis en Latinoamérica de Kaspersky, en entrevista.

Si bien el home office ya es un tema aprobado en México bajo una ley que lo incentiva, promoviendo que las empresas apoyen a sus equipos con el pago de luz y otros insumos, Martínez añadió que además de que te paguen el Internet, se debe buscar una política de apoyo para protección digital.

“Sí hay empresas que han activado sus alertas pero sí falta mucho. Es una inversión que tienen que hacer y hay que ver si se le da la importancia debida. En la ley se habla de los apoyos para pagar luz y demás pero no se habla de apoyos para proteger los equipos y habría que buscar algún tipo de política en ese sentido”, dijo.

Además de los correos de phishing, otra ola de malware que trajo la pandemia de COVID-19 fueron las apps falsas, pues dado que ahora muchos usan plataformas digitales para trabajar y para entretenerse, los cibercriminales aprovechan el interés para lanzar apps falsas que sirva de señuelo para robar datos personales o empresariales.

Las apps falsas que más se detectaron hacia finales de 2020, fueron Skype, con 46.24% del total, Zoom con 14.01%, Telegram con 3.77% y la categoría de otros representó 29.89%, seguida de menores porcentajes para Whatsapp, entre otras, según datos de Kaspersky.

En total, el reporte de la firma, indicó que a finales de 2020, se detectaron 1.66 millones de archivos maliciosos relacionados a estas apps falsas.

Print Friendly, PDF & Email
Previous Ajuste en su presupuesto aprueba el IEEC, además de montos de financiamiento público, topes de campaña y límites de financiamiento privado para el Proceso Electoral Estatal Ordinario 2021.
Next Putin ofrece enviar a México 24 millones de vacunas Sputnik V

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *